Colores pasteles: Diseño interior

Los colores pasteles son capaces de crear ambientes agradables y modernos en tu hogar, de una forma sencilla y que hará de tu casa un lugar memorable.

Surgen como resultado de agregar blanco en altas proporciones a los colores fuertes, y crean una gama de bellas y suaves tonalidades, muy populares actualmente en diseño de interiores.

Los tonos más populares, como el celeste, salmón, gris, marfil, rosado, turquesa, verde claro y lavanda, son ideales para cubrir las paredes de casi todos los espacios, desde los dormitorios para el bebé hasta salas, baños y cocinas.

Los colores pasteles son tranquilizantes, invitan al descanso y a la relajación. Por lo que son los preferidos para habitaciones infantiles y espacios de reposo. Pero eso no quiere decir que sean aburridos. Con la combinación adecuada, crean espacios realmente únicos e inolvidables.

Colores Pasteles de PROMET:

Con nuestra Pintura Acrílica de Alta resistencia podés lograr una infinita gama de colores pasteles, utilizándola como entonador para todos los productos de la linea arquitectónica al agua (Látex interior/exterior, Cielorrasos, Membranas Líquidas y Más) Para conocer más sobre este producto hacé click ACÁ

Te contamos 3 ventajas del uso de colores pasteles en decoración de interiores:

1- Es imposible fallar:

Son más fáciles de combinar que los colores fuertes o vivos y ofrecen buenos resultados en las paredes de todo tipo de espacios: dormitorios, baños, cocinas, salas y hasta restaurantes y tiendas.

2- Son elegantes y agrandan el lugar:

Sus tonalidades luminosas hacen ver un espacio mucho más grande que si usaras tonos oscuros. Además dan luz a zonas que nos interesa resaltar, por lo que usar un color pastel es lo ideal para esa pared donde queremos ubicar un objeto que será el centro de las miradas de la habitación.

3- Armonizan muy bien con mobiliarios de diferentes texturas:

Los colores pasteles en las paredes son el complemento ideal para muebles de madera, claros u oscuros. También quedan muy bien con elementos de vidrio, el hormigón y el acero, por lo que podés jugar con distintos objetos dentro de tu plan de decoración. Elegir un lindo estampado en los almohadones o un cuadro llamativo será el toque distintivo de tu habitación.

 

Otras ideas

Por supuesto que la variedad de combinaciones es infinita, y dependerá del efecto que quieras lograr. Estas son algunas ideas para el uso de los tonos pasteles en tu hogar:

• Una decoración mágica puede incluir el durazno con pálidos del púrpura o menta.

• Los tonos ámbar mezclados en distintas tonalidades bajas crean un ambiente clásico y acogedor.

• Un esquema de amarillo suave con su complemento violeta remite a actividad y movimiento. Con el amarillo en tonos pasteles sin duda le cierras la puerta a la tristeza.

 

Consejos

En general, un buen consejo es no excederse, escoger con prudencia los tonos pasteles, y combinar con blanco o neutros para crear el contraste.

Prueba mezclando el tinte pastel de tu preferencia, el centro de tu paleta de decoración, con un gris pálido. El resultado te sorprenderá y es, sin duda, un esquema moderno y llamativo.

También puedes hacer lo contrario: en una habitación de colores pasteles pálidos inyectar un toque de color fuerte marcará la diferencia en ese espacio.

Otra opción es mantener tonalidades marfil en las paredes, y poner la pincelada de color con los muebles. Tendrás una habitación que nadie olvidará.