Colores neutros: Combinan con todo!

Sillón blanco, fondo gris oscuro.

La regla básica de los colores neutros es una genialidad: COMBINAN CON TODO. Usarlos para pintar una habitación siempre es buena idea. Son muy fáciles de combinar entre sí o con otros tonos más intensos, ya que no compiten entre ellos.

Esto implica no solo que podés incluir sin miedo otras tonalidades que te gusten en las paredes, sino que también  es posible jugar con una amplia variedad de matices y texturas en los muebles y accesorios.

Son como tu base para la decoración, el lienzo para que empieces a crear tu obra.

Además, los estilos neutrales en decoración son tendencia hoy en día, así que no te quedes atrás. Sirven para todos los espacios: dormitorios, salones, cocinas, baños, oficinas, etc.

¿Cuáles son los colores neutros?

En general se incluyen: el blanco, el gris y el marrón en sus distintas tonalidades. Esto abarca el beige, marfil, los cremas, el camel y nude, con sus variantes (colores naturales). También hay quienes incluyen el negro, azul marino y el verde militar.

Expertos explican que son tonos que han sido disminuidos o neutralizados al agregarles su complemento (su opuesto en el círculo cromático) y el negro.

Ventajas de los colores neutros

  1. Los colores neutros son elegantes y armoniosos, pero también modernos y sofisticados. Invitan a la serenidad.
  2. Son sutiles, por lo que, usados para pintar tus paredes, podrán ayudarte justamente a resaltar otros tonos u objetos con los que quieras llamar la atención. Esa mesa que te encanta, el sofá con diseño innovador o los almohadones coloridos que compraste podrán ser los protagonistas si tenés tonos neutros en tus paredes.
  3. Son ideales para crear decoraciones minimalistas.
  4. Si te inclinás por el blanco y las tonalidades más claras, creas más suavidad en tu decoración, luminosidad y amplitud en los espacios.
  5. En el caso de los grises, los pálidos crean un ambiente más moderno y lucen espectaculares como el fondo de muebles de madera o colores vibrantes. Si son oscuros, son un poco más arriesgados pero acentúan un ambiente sobrio y elegante.
  6. Con las paredes en tonos neutros, podrés ir variando el estilo de tu decoración con el tiempo, añadiendo elementos distintos según tus gustos, con poco esfuerzo. ¡No vas a aburrir!

¿Cómo combinar los colores neutros? ¡Te damos algunas ideas!

Un consejo básico con el que seguro acertarás es agregar un color fuerte, vibrante, vivo en medio de tu paleta neutra en las paredes. Esto se puede lograr con una mesa amarilla, una alfombra de colores, un cuadro llamativo y hasta un jarrón naranja.

Con un tono blanco o crema en las paredes, incorporá el negro en el mobiliario. Sumar un toque de color en este caso, bien sea en otra pared o en un elemento decorativo tampoco está nada mal.

Si te inclinás por las tonalidades de gris en las paredes, poedés combinar con blanco, negro o los colores pasteles (rosa, menta, lavanda, ámbar y sus variantes), para crear un espacio inolvidable.

Otra alternativa es irte al extremo de tonos fuertes, como el azul y el vino tinto, en algún accesorio.

Elegí el tono neutro que prefieras y varía sus tonalidades para aplicarlos en cada habitación de tu casa. Con los distintos elementos decorativos que elijas vas a crear espacios que se complementen, volviéndolos inolvidables.

¿Qué productos ofrece Pinturas PROMET para decorar mi hogar?

Nuestra línea arquitectónica al agua es ideal para tu hogar. Se trata de una completa linea de pinturas tipo látex acrílico. Te invitamos a conocer más haciendo click acá